Sin categoría

VOCABULARIO EMOCIONAL. Un recurso autorregulador

Reconocer el vocabulario emocional es muy importante para identificar lo que sienten. Saberlo ayuda a la homeostasis de su cuerpo, es decir, a autorregularse. Para ello las actividades que realizo son: escribir una lista de emociones, hablar sobre ellas, reconocer en qué momento las ha sentido, en qué situación, identificar las diferencias entre emociones similares y, por último, dibujarlas.

TIPOS DE EMOCIONES

ANSIEDAD: angustia, impaciencia, preocupación, turbación, agobio, confusión

TRANQUILIDAD: consuelo, serenidad, calma, seguridad, placidez

ALEGRIA: Satisfacción, diversión, gozo, felicidad

ABURRIMIENTO: amodorramiento, tedio, asco

ENVIDIA: celos, rivalidad                                            

FRACASO: decepción, desengaño, frustración

ESPERANZA: Expectación, ilusión, confianza

ORGULLO: Autoestima, dignidad, soberbia

TRISTEZA: dolor, desconsuelo, melancolía, soledad, abandono, infelicidad, nostalgia, resignación.

RABIA: Ira, enojo, furia, cólera, resentimiento, odio, despecho…

Ayuda al niño a comunicarse consigo mismo. Además de facilitar la relación social. Nombrar lo que siente le ayuda a autorregularse y, además, es un signo de maduración e inteligencia.

Es fundamental hacerles comprender que las emociones no son positivas ni negativas, si no, útiles o inútiles.

Las emociones surgen cuando una situación le enfada, le enoja, le angustia… y le provoca una contrariedad que provoca rabia o malhumor. ¿Esta respuesta es útil?

Entonces les formulo una pregunta

¿Cómo ves la realidad?

¿Crees que puedes controlar las conductas y respuestas de los demás?

Esta creencia hace para que el mundo y las personas funcionen de la manera que él ha previsto. Lógicamente, es algo que le gusta. La emoción generada es de placer. Si las personas no actúan como él ha previsto, le genera contrariedad y enfado en mayor o menor grado. La contrariedad le provoca la emoción de dolor y, por tanto, le aleja de las emociones de placer.

Por lo tanto, conocer el vocabulario emocional le ayuda a autorregularse y a empatizar con los otros. Estas actividades provocan conversaciones muy liberadoras. ¡Probad!