Sin categoría

SOY MAESTRA

mantras

Me gusta decir que soy maestra:

El día 7 de marzo dejé a mi marido en la puerta de urgencias por lo que pensábamos una bronquitis alérgica sin saber que era muy posible que no volviera a verle porque en realidad era una neumonía por coronavirus y su estado era muy grave. Desde entonces he ido viviendo shock tras shock durante quince días.

Sabéis que soy positiva y voy a seguir siéndolo. Solo quiero hacer reflexionar a aquellos que todavía no son conscientes de la situación que nos toca vivir a algunos y que exigen porque están preocupadísimos por la evolución escolar de sus hijos. Seguramente piensen que unos niños de primaria están perdiendo un tiempo precioso en su educación; sin embargo, me ha tocado vivir algo más importante que esto, me ha tocado valorar la VIDA.

Yo además de madre y esposa soy maestra y aún en una situación en la que tendría que estar de baja me ha tocado superarme mientras corregía, aprendía a manejar una plataforma que en la vida había hecho, hacer una canal de Youtube, poner notas…. además de explicar a mis hijos que su padre se quedaba ingresado, que le llevaban a la U.C.I y que le sedaban… con lo que esto significaba porque tuvimos que despedirnos de él ya que su estado era tan grave e incierto que los médicos nos dijeron que no sabían lo que iba a ocurrir. Al mismo tiempo que esto ocurría y mientras esas 24 horas pasaban, iba trabajando lo que podía, atendiendo a mi familia, las innumerables llamadas de gente preocupándose por nosotros, atendiendo en la distancia a mi madre que tiene 80 años y le dio un ataque de pánico, a mi pobres suegros que como yo soy la mujer de su hijo, legalmente no recibían ninguna información y les tenía que informar de todo. Esta es la situación que me ha tocado vivir durante 15 días hasta que comenzó a mejorar.

Escribo esto porque todavía hay gente que no es consciente de que aunque a ellos no les haya tocado vivir esta situación y estén preocupadísimos por un mes escolar de la vida de un niño de primaria pues hay gente que está sufriendo y trabajando, compatibilizando vida familiar y laboral una vez más. Me duele sentir como el sector del profesorado vuelve a ser ninguneado por una mínima parte de la población porque tengo que ser objetiva, es muy poca gente. Me gustaría hacerles reflexionar sobre el nivel de exigencia al que someten a sus hijos que aun enviando las tareas programadas piden más y más. Solo os pido reflexión, valoremos todo lo bueno que esto aporta y sed conscientes del esfuerzo que supone a un niño quedarse en casa día tras día. Me hablaron del estrés postraumático de estos enfermos que están aislados de sus familiares durante tanto tiempo, pensad en los niños separados de sus amigos, de su rutina, sin poder practicar deporte, sin que les dé el aire en la cara un mes entero, esto ¿qué supone para un niño?. Cuando todo esto acabe le pondrán un nombre y serán ellos los que han sufrido las consecuencias y será una generación entera con la huella de un mes entero de aislamiento. Ahora pensad en ello y disfrutad de vuestros hijos hallando un equilibrio entre trabajo y disfrute entre días laborables y fin de semana. Haceros mirar esa ansiedad cuando todo esto acabe porque creo que esto a algunos nos está haciendo valorar lo verdaderamente importante y a otros no.

Como ya he dicho soy positiva ¿Y sabéis que he aprendido? La solidaridad, el apoyo recibido de gente que ni me conocía…. nunca me he sentido sola, lo que es curioso en este aislamiento… He aprendido paciencia, he aprendido a confiar, he aprendido a soltar el resultado porque si nos está pasando esto es porque algo debemos aprender. Todavía me queda mucho aprendizaje y estoy dispuesta a aceptar lo que venga con un pensamiento positivo siempre… aunque no sea lo que yo quiera, lo que yo haya planeado. A veces hay que parar el mundo un ratito y ver lo que importa de verdad.

Este momento que nos ha tocado vivir debemos darnos la oportunidad de pensar, de sentir,  unir mente y corazón y dar importancia a la salud, la vida, la familia.

Nosotras seguiremos estando aquí conciliando una vez más vida familiar y laboral porque es nuestra misión.

Sé que es difícil soltar los miedos, soltar el control… muy difícil.

Le digo a los niños que la vida es una aventura... aceptemos la vida como esa aventura que es y dediquemos tiempo a jugar, a disfrutar de los nuestros. Les pedimos que aprendan… pero la vida es mucho más que aprender contenidos, es aprender a vivir la vida y los niños son un calco nuestro ¿vosotros que estáis aprendiendo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s